Estos 5 conceptos claves son aplicados a lo largo de la GAMP5:

  • Comprensión de productos y procesos

Una comprensión del proceso soportado es fundamental para determinar los requisitos del sistema. La comprensión de productos y procesos es la base para tomar decisiones basadas en la ciencia y el riesgo para garantizar que el sistema sea adecuado para el uso previsto.

Los esfuerzos para garantizar la aptitud para el uso previsto deben centrarse en aquellos aspectos que son críticos para la seguridad del paciente, la calidad del producto y la integridad de los datos. Estos aspectos críticos deben ser identificados, especificados y verificados.

Los sistemas dentro del alcance de la GAMP5 admiten una amplia gama de procesos, incluidos ensayos clínicos, estudios toxicológicos, producción de API, producción de productos formulados, almacenamiento, distribución y farmacovigilancia.

Para algunos sistemas de fabricación, los requisitos del proceso dependen de una comprensión profunda de las características del producto. Para estos sistemas, la identificación de Atributos de calidad críticos (CQA) y los Parámetros críticos de proceso (CPP) relacionados permiten la definición de los requisitos de control de proceso.

La especificación de requerimientos debe estar enfocada en aspectos críticos. El alcance y el detalle de la especificación de requisitos deben ser acordes con el riesgo, la complejidad y la novedad asociados del sistema.

La comprensión incompleta del proceso dificulta el cumplimiento efectivo y eficiente y el logro del beneficio comercial.

  • Enfoque del ciclo de vida dentro de un QMS

Adoptar un ciclo de vida completo del sistema computarizado implica definir las actividades de una manera sistemática desde la concepción del sistema hasta su retiro. Esto permite el control de la gestión y un enfoque coherente en todos los sistemas.

El ciclo de vida debe formar parte intrínseca del QMS de la empresa, que debe mantenerse actualizado a medida que se desarrollan nuevas formas de trabajo.

A medida que se adquiere experiencia en el uso del sistema, el sistema de gestión de la calidad del servicio (QMS, por sus siglas en inglés) debe permitir mejoras continuas en el proceso y en el sistema basadas en revisiones y evaluaciones periódicas, datos operativos y de rendimiento, y análisis de causas de fallas. Las mejoras identificadas y las acciones correctivas deben seguir a la gestión del cambio.

Un ciclo de vida adecuado, aplicado adecuadamente, permite garantizar la calidad y la aptitud para el uso previsto, y lograr y mantener el cumplimiento de los requisitos reglamentarios. Un ciclo de vida bien gestionado y comprendido facilita la adopción de un enfoque QbD.

El enfoque del ciclo de vida es fundamental para la GAMP5 y representa cada uno de los otros conceptos claves.

  • Actividades escalables del ciclo de vida

Las actividades del ciclo de vida se deben escalar de acuerdo con:

  1. Impacto del sistema en la seguridad del paciente, la calidad del producto y la integridad de los datos (evaluación de riesgos)
  2. Complejidad y novedad del sistema (arquitectura y categorización de los componentes del sistema).
  3. Resultado de la evaluación del proveedor (capacidad del proveedor)

El impacto sobre el negocio también puede influir en la escala de las actividades del ciclo de vida.

La estrategia debe estar claramente definida en un plan y seguir las políticas y procedimientos establecidos y aprobados.

  • Gestión de riesgos de calidad basada en la ciencia

La gestión de riesgos de calidad es un proceso sistemático para la evaluación, control, comunicación y revisión de riesgos.

La aplicación de Quality Risk Management permite que el esfuerzo se centre en aspectos críticos de un sistema computarizado de manera controlada y justificada.

La gestión de riesgos de calidad debe basarse en una clara comprensión del proceso y un impacto potencial en la seguridad del paciente, la calidad del producto y la integridad de los datos. Para los sistemas que controlan o monitorean los CPP, estos deben ser rastreados a los CQA y, en última instancia, a las presentaciones reglamentarias relevantes para los sistemas de fabricación.

Se pueden utilizar técnicas cualitativas o cuantitativas para identificar y gestionar los riesgos. Los controles están desarrollados para reducir los riesgos a un nivel aceptable. Los controles implementados son monitoreados durante la operación para asegurar la efectividad continua.

  • Aprovechamiento de la participación del proveedor

Las compañías reguladas deben tratar de maximizar la participación del proveedor a lo largo del ciclo de vida del sistema para aprovechar el conocimiento, la experiencia y la documentación, sujeto a una evaluación satisfactoria del proveedor.

Por ejemplo, el proveedor puede ayudar con la recopilación de requisitos, las evaluaciones de riesgos, la creación de especificaciones funcionales y de otro tipo, la configuración del sistema, las pruebas, el soporte y el mantenimiento.

La planificación debe determinar la mejor manera de utilizar la documentación del proveedor, incluida la documentación de prueba existente, para evitar duplicación de  esfuerzos. La justificación para el uso de la documentación del proveedor debe ser proporcionada por el resultado satisfactorio de las evaluaciones del proveedor, que puede incluir auditorías del proveedor.

La documentación debe evaluarse para determinar su idoneidad, precisión y exhaustividad. Debe haber flexibilidad con respecto a las prácticas aceptables de formato, estructura y documentación.

ISPE GAMP 5 A Risk Based Approach to Compliant GxP Computarized Systems (2008).

En artículos previos hemos visto una serie de herramientas y técnicas diferentes. Es difícil saber qué herramienta se debe usar en cada situación y cómo la herramienta se relaciona entre sí en un análisis general de la causa raíz, sin embargo quiero dejarles algunas ideas.

Antes de considerar la selección de herramientas, hay que tener en cuenta que el objetivo principal es encontrar la causa raíz de su problema y eliminarlo y las herramientas que hemos visto son meras ayudas para alcanzar este objetivo. No pongamos demasiado énfasis en las herramientas y nos olvidemos el objetivo principal: resolver el problema.

Si bien no es necesario conocer todas las herramientas, mi recomendación es que estemos familiarizados con algunas de ellas, eso nos va a dar una mayor flexibilidad en el uso de las mismas.

El viejo dicho “todos los caminos llevan a Roma” también se aplica en la resolución de problemas. Rara vez hay una sola forma correcta de aplicar técnicas de resolución de problemas. Para ser flexible, debemos poder usar una variedad de herramientas.

No te conviertas en FAN de una herramienta!!!

Cuando uno se convierte en esclavo de una sola herramienta, esto nos lleva desperdiciar tiempo y energía, y finalmente nos desilucionamos.

En los artículos donde hemos descripto las herramientas, hemos mencionado el uso de las mismas, entendiendo que hay ventajas y desventajas, pero esas son recomendaciones que no deben ser seguidas a ciegas. El conocimiento de la situación actual (situación del problema a resolver) les va a permitir encontrar la herramienta más adecuada.

Cuando las herramientas van a ser utilizadas en equipos de trabajo, lo ideal es que los integrantes del mismo, tengan conocimientos previos de la herramienta.

Por ejemplo si nos referimos a una sesión de brainstorming podría ser suficiente que el líder de la misma les informe a los participantes del objetivo de la misma y de las reglas para llevar adelante la sesión, sin embargo si los participantes tienen conocimiento previo y experiencia en el uso de la herramienta, la sesión será mucho más eficiente.

Si uno conoce la herramienta, se centrará más en el problema que en la herramienta.

Toda herramienta tiene su objetivo o propósito, pero tengan en cuenta que la situación específica en la cual la herramienta será usada puede impactar en su adecuabilidad.

Desde finales de los años 70, “Validación” es una de las palabras GMP más poderosas que pueden usar los reguladores y en los informes de inspectores o auditores. O, mucho más precisamente, las dos palabras “no validado” que provocan un caso de discusión largo y probablemente litigioso entre la industria y las agencias. ¿Por qué esto? Probablemente porque estar involucrado en la protección de la vida y la protección de la salud, nuestra industria no tiene el derecho ético de empeorar la situación de ningún paciente. Luego se considera un producto “validado” (es decir, un producto obtenido a través de un proceso validado) como la calidad mínima que la industria farmacéutica tiene para ofrecer. Las personas que usan productos farmacéuticos deben estar seguras de que se curarán o encontrarán alivio sin ningún efecto adverso derivado de los procesos de fabricación. Aquí, la validación se utiliza para demostrar que nuestra industria ha funcionado bien en la producción de productos efectivos y cualquier falla durante una validación puede realmente considerarse como un problema crítico. El nuevo paradigma de validación sobre la verificación en curso ahora es obligatorio para los nuevos productos y es más que alentador para los productos heredados (tradicionales) en ambos lados del Océano Atlántico por la FDA y la EMA. Sin embargo, dado que no todos los procesos pueden convertirse al nuevo enfoque QbD, la validación tradicional del proceso como se describe en la reciente guía de la EMA debería seguir siendo aceptable durante los próximos años o incluso décadas, y el dossier incluirá: “la descripción del proceso de fabricación, las pruebas que se realizarán y los criterios de aceptación, una descripción de los controles adicionales implementados y los datos que se recopilarán ”. Uno podría decir “como de costumbre” …

Guía de Buenas Prácticas de Validación de la ECA.

El ISPE nos da algunos principios para efectuar las actividades de calificación:

  • Enfoque en la calidad del producto: la calidad del producto debe ser garantizada por las actividades de calificación.  
  • Requisitos: el URS debe basarse en el proceso y esto se confirma en el PQ (calificación de performance). Esto significa que tanto el IQ como el OQ están subordinados en importancia.
  • Evaluaciones de riesgo: el desarrollo del proceso y el diseño experimental son los elementos clave para identificar funciones y parámetros críticos, los cuales serán la base para las actividades de calificación.
  • Actividades basadas en el riesgo, las mismas dependerán de la complejidad de la instalación (ej. Clasificación GAMP) y deben agregar valor a la calificación. No deberíamos incorporar solo actividades por el hecho de hacer volumen de documentación.
  • Uso de la documentación del proveedor: Si es posible.
  • Pruebas: por regla general, las pruebas deben realizarse una sola vez.
  • Fomento de la innovación: en este punto, se requiere la flexibilidad de los programas de calificación para poder implementar nuevas tendencias.

Todo esto requiere grandes cambios organizativos en las empresas (quizás es una de las partes más difíciles), que a menudo tienen conceptos relativamente rígidos de calificación y validación.

La gestión de calidad se centraría más en los procesos y análisis de riesgo, los planes de calificación y los informes de calificación. Por otro lado, también sería necesario fortalecer los sistemas de calidad de los departamentos especiales (por ejemplo, Ingeniería, IT, etc.) y la producción. El riesgo para la calidad del producto se determinaría en el contexto de una divulgación de riesgo sobre la base de la comprensión del proceso. El control de esos riesgos se calificaría entonces en la calificación de la performance.

En más de una oportunidad hemos hablado de la importancia del cumplimiento de las buenas prácticas de documentación (GDocP) para garantizar la precisión, integridad, consistencia y confiabilidad de los registros y datos a lo largo del ciclo de vida de los mismos.  Esto requiere que la documentación sea atribuible, legible, registrada al mismo tiempo, original y precisa (lo que llamamos ALCOA).

Hoy quiere focalizarme en la primera de las características: Atribuible, y pensar no solo en los sistemas electrónicos sino también en los registros en papel y además veamos algunos ejemplos. Veamos algunas conceptos de la WHO.

Atribuible: ¿Quién adquirió los datos o realizó una acción y cuándo?

La atribución de acciones en registros en papel debe ocurrir, según corresponda, mediante el uso de:

  • Iniciales;
  • Firma manuscrita completa;
  • Fecha y, cuando sea necesario, hora.

La atribución de acciones en registros electrónicos debe ocurrir, según corresponda, mediante el uso de:

  • Inicios de sesión de usuarios únicos que vinculen al usuario a acciones que crean, modifican o eliminan datos;
  • Firmas electrónicas únicas (pueden ser biométricas o no biométricas);
  • Un Audit Trail (Pista de auditoría) que debe capturar la identificación del usuario (ID), actividad y la fecha y hora;

Consideraciones especiales de administración de riesgos para los controles para garantizar que las acciones y los registros se atribuyan a una persona única:

  • Para firmas legalmente vinculantes, debe haber un vínculo seguro y verificable entre la firma de la persona única, identificable (real) y el evento de firma.
  • Las firmas deben ejecutarse en el momento de la revisión o realización del evento o acción que se está registrando.
  • El uso de imágenes digitales almacenadas de la firma manuscrita de una persona para firmar un documento no es aceptable. Esta práctica compromete la confianza en la autenticidad de estas firmas cuando estas imágenes almacenadas no se mantienen en un lugar seguro, cuyo acceso está limitado solo a la persona asignada. Correos electrónicos donde otros puedan copiarlos y reutilizarlos fácilmente.
  • Se desaconseja el uso de sistemas híbridos, pero donde los sistemas heredados están a la espera de ser reemplazados, se deben implementar controles de mitigación. Se debe evitar el uso de contraseñas de inicio de sesión compartida y genérica para garantizar que las acciones documentadas en registros electrónicos puedan atribuirse a un individuo único. Cuando dichos controles técnicos no están disponibles o no son factibles, por ejemplo, en sistemas electrónicos heredados o donde el inicio de sesión terminaría una aplicación o detendría la ejecución del proceso, deberían usarse combinaciones de registros en papel y electrónicos para cumplir con los requisitos para atribuir acciones a los individuos involucrados.
  • Es probable que el enfoque híbrido sea más riesgoso que un enfoque completamente electrónico; por lo tanto, se recomienda utilizar firmas electrónicas, siempre que estén disponibles. Por ejemplo, la ejecución y atribución de un registro electrónico mediante el adjunto de una firma manuscrita se puede realizar a través de un medio simple que crearía un formulario controlado de una sola página asociado con los procedimientos escritos para el uso del sistema y la revisión de datos. El documento debe enumerar el conjunto de datos electrónicos revisados y cualquier metadata sujeta a revisión, y proporcionará campos para el autor, el revisor y / o el aprobador del conjunto de datos para insertar una firma manuscrita. Este registro en papel con las firmas escritas a mano se debe vincular de forma segura y rastreable al conjunto de datos electrónico.
  • La sustitución de sistemas híbridos debe ser una prioridad.
  • El uso de un escriba para registrar una actividad en nombre de otro operador debe considerarse solo de manera excepcional. El registro de supervisión debe ser simultáneo con la tarea que se está realizando y debe identificar tanto a la persona que realiza la tarea observada como a la persona que completa el registro. La persona que realiza la tarea observada debe refrendar el registro siempre que sea posible, aunque se acepta que este paso de refrendación será retrospectivo.

El Management, con el apoyo de la unidad de calidad, debe establecer y mantener un entorno de trabajo que minimice el riesgo de registros no conformes y registros de datos erróneos.

Un elemento esencial de la cultura de la calidad es el informe transparente y abierto de las desviaciones, errores, omisiones y resultados aberrantes en todos los niveles de la organización, independientemente de la jerarquía. Se deben tomar medidas para prevenir, y detectar y corregir las debilidades en los sistemas y procedimientos que pueden llevar a errores de datos para mejorar continuamente la solidez de la toma de decisiones científicas dentro de la organización.

La alta dirección debe desalentar activamente cualquier práctica de gestión que pueda razonablemente inhibir la notificación activa y completa de tales problemas, por ejemplo, restricciones jerárquicas y justificaciones por temas culturales.

Es fundamental el entendimiento de estos principios desde la Dirección y los mandos medios, de forma consistente, como solemos indicar, predicando con el ejemplo.

Tomado de la WHO, Guidance on good data and record management practices -Annex 5.

Las organizaciones se preocupan continuamente por el futuro. El destino que espera a la organización quedará determinado principalmente por lo que haga ahora. Así que los directivos prudentes tratan de leer en el futuro todos aquellos presagios que pueden identificar. No obstante, las organizaciones no examinan el futuro tan eficientemente como debieran. ¿De quién es la responsabilidad de hacer pronósticos? y ¿Quién debe decidir las acciones a tomar ante la especulación de exigencias futuras no comprobables que están por venir? Ver hacia el futuro sigue siendo, ante todo, una tarea individual y sus resultados están guiados por la motivación y preocupación de los individuos.

La mejor manera en que los directivos de una organización pueden estar preparados para enfrentar posibles amenazas y oportunidades es sólo cuando comparten un método común para ver el futuro. Dicho método les debe facilitar la identificación y estimación de efectos, favorable o desfavorables; les permite compartir información relevante y, por lo tanto, mejorar el entendimiento mutuo de cómo evitar amenazas y obtener el beneficio de las oportunidades. Es entonces, cuando se comprende que la manera de considerar las preocupaciones futuras, es aceptando la responsabilidad que de ellas deriva. Abordando así el futuro, éste ofrece muchas oportunidades y no sólo incertidumbre.

El Análisis de problemas (Oportunidades) Potenciales es un proceso que nos permite adentrarnos en el futuro, ver lo que nos depara, y regresar al presente para actuar, y obtener con ello el mayor beneficio posible. Es un patrón de pensamiento que nos permite cambiar y mejorar el futuro, en vez de que este nos alcance imponiendo sus condiciones. Este análisis es un proceso que protege y aumenta nuestras probabilidades de asegurar que el futuro será tan favorable tanto cuanto podamos influenciarlo.

A diferencia del Análisis de Problemas y del Análisis de Decisiones que se emplean para resolver preocupaciones visibles e inmediatas -por la necesidad impuesta por los eventos del momento – el Análisis de Problemas (Oportunidades) Potenciales es un acto voluntario de prudencia.

No debe sorprendernos que el Análisis de Problemas (Oportunidades) Potenciales se emplee con menor frecuencia y menor profundidad que los otros procesos racionales que hemos descrito. Se requiere determinación para asignar tiempo para deliberar sobre imponderables y posibilidades remotas. De hecho, muchas personas que en las organizaciones utilizan las técnicas del Análisis de Problemas (Oportunidades) Potenciales para proteger y asegurar el éxito de planes y programas a su cargo, aprendieron su valor de la manera más difícil.

La gente no puede ignorar el futuro tan sólo por estar ocupada con los acontecimientos del momento. Es difícil pensar en el futuro y saber cómo hacerlo… El sentido común debe incorporarse al Análisis de Problemas (Oportunidades) Potenciales para hacerlo útil, pero se requiere todavía más. El Análisis de Problemas (Oportunidades) Potenciales es un proceso sistemático para descubrir y tratar los problemas u oportunidades potenciales que razonablemente pueden presentarse, y por lo tanto, merecen nuestra atención.

Las preguntas básicas para el Análisis de Problemas Potenciales son: ¿Que podría salir mal? y ¿Qué podemos hacer ahora al respecto?.


Las preguntas básicas para el Análisis de Oportunidades Potenciales son: ¿Que puede salir mejor de lo esperado? y ¿Qué podemos hacer ahora para sacarle el mejor provecho?

Las preguntas específicas que conducen a respuestas específicas constituyen el proceso pragmático y flexible del Análisis de Problemas (Oportunidades) Potenciales.

Tomado de “El nuevo Directivo Racional” de Charles H. Kepner y Benjamin B. Tregoe.

El PIC/S está trabajando actualmente en la elaboración de la guía PI 041-1 “Buenas prácticas para la gestión de datos y la integridad de los datos en entornos regulados GMP / GDP”. El segundo borrador del documento se publicó originalmente el 10 de agosto de 2016 para su discusión. Los extensos comentarios internos han sido consolidados por el PIC/S y han resultado en un tercer borrador revisado. Este tercer borrador fue publicado el 30 de noviembre de 2018.

Para su información aquí están los contenidos y los principales cambios del tercer borrador de PIC / S PI 041-1:

Se ha mantenido la estructura básica del documento (compuesta por 14 capítulos).

             1. Historia del documento

             2. Introducción

             3. Propósito

             4. alcance

             5. Sistema de gobierno de datos.

             6. Influencias organizativas en la gestión exitosa de la integridad de los datos.

             7. Principios generales de integridad de datos y habilitadores.

             8. Consideraciones específicas de integridad de datos para sistemas basados ​​en papel.

             9. Consideraciones específicas de integridad de datos para sistemas computarizados.

            10. Consideraciones de integridad de datos para actividades subcontratadas.

            11. Acciones regulatorias en respuesta a los hallazgos de integridad de datos

            12. Remediación de problemas de integridad de datos

            13. definiciones

            14. Historial de revisiones

El subcapítulo 8.9 “Mantenimiento de registros” ha sido eliminado.

Se ha agregado un nuevo subcapítulo 9.8 “Gestión de sistemas híbridos”.

Se han realizado extensiones significativas y exhaustivas a los subcapítulos 9.3 “Seguridad del sistema para sistemas informáticos” y 9.4 “Pistas de auditoría para sistemas informatizados”.

A los interesados les sugiero darle un vistazo a este borrador, ya que tiene muchos conceptos que seguramente le serán útiles.

En un artículo anterior mencionamos que aplicando ciertas reglas a los patrones de los datos de la carta de comportamiento del proceso nos ayuda a evaluar si el proceso es estable y está bajo control. Estas reglas están referenciadas como las Western Electric Pattern Rules (WEP rules) y decíamos que cuando son aplicadas on time, las violaciones a las reglas específicas pueden proveer una percepción del proceso para ayudar a la toma de CAPAs inmediatas.
Las violaciones de las reglas deben investigarse y documentarse cuando son detectadas. La investigación debe cubrir al menos todos los lotes incluidos en la violación de la regla y tiene como objetivo evaluar si se ha producido un verdadero cambio en el proceso.
Para poder concluir que se ha producido un cambio en el proceso, la investigación debe haber cubierto, y descartado, los posibles errores de laboratorio, este concepto es similar al de manejo de resultados OOS. Cuando está claro que el resultado es correcto, entonces se debe dirigir el enfoque de la investigación para que entienda la influencia del proceso en el resultado a través de una investigación del proceso / producto.
Cuando se investiga la causa de la violación de una regla, es útil usar diferentes tipos de gráficos y procesar gráficos de comportamiento. El gráfico de control de suma acumulativa (CUSUM chart) podría ser útil para identificar cuándo comenzó una tendencia o cambio en los datos. Los gráficos de promedios móviles, los gráficos de promedios móviles ponderados exponencialmente y otras técnicas y gráficos de suavizado también son útiles para comprender el comportamiento del proceso.
Durante una investigación, es útil realizar una tendencia de los datos clasificados tanto en la fecha de fabricación como en la fecha de análisis. También podría haber otras fechas para las etapas de producción intermedias durante la fabricación del producto terminado que podrían ser de interés.
Dado que en muchos de nuestros procesos se observan fluctuaciones de rutina por varios motivos (por ejemplo, diferentes lotes de materia prima, diferentes estándares para pruebas, lotes probados en la misma ejecución analítica), pueden ocurrir frecuentes violaciones de las reglas. Si bien algunos de estos pueden representar eventos molestos fuera de control, se deben realizar investigaciones para determinar si existen oportunidades para mejorar el proceso. En tales casos, las CAPAs deben identificarse con Desarrollo Farmacéutico para desarrollar una mejor comprensión del proceso.
Si no se puede identificar una causa inmediata para un cambio en el proceso, los límites de control se mantienen sin cambios y se deben seguir utilizando hasta que se haya identificado una causa.
Las violaciones frecuentes de las reglas indican que el proceso es inestable y podría estar sujeto a fuentes de variabilidad que anteriormente no se habían identificado. En tales casos, debemos identificar las causas para la toma de las CAPAs necesarias.
Después de concluir que se ha producido un cambio en el proceso y que se ha identificado la razón del cambio y que el proceso se encuentra nuevamente bajo control estadístico, se pueden calcular nuevos límites de control. Los nuevos límites deben basarse en los datos recopilados después de que se produjeron los cambios identificados. Si los datos son limitados, se debe realizar un nuevo cálculo cuando haya datos adicionales disponibles.
Todos los límites de control deben estar justificados y documentados.
Los nuevos límites de control deben pasar por Control de cambios antes de ser implementados.

En un artículo publicado en el blog del Grupo Desisa (Mx), ellos mencionan algunas oportunidades de mejora identificadas por la Agencia Mexicana Cofepris.

A continuación, les copio el artículo completo:

En cursos impartidos recientemente por la autoridad sanitaria COFEPRIS en México, se han revelado las oportunidades de mejora más frecuentes encontradas en la revisión anual de producto durante las auditorías a empresas farmacéuticas.

Entre las más frecuentes encontramos:

  • No realizan la revisión de producto cada año.
  • No se identifican los parámetros críticos a evaluar.
  • No se tiene identificada a una persona responsable de coordinar la RAP.
  • No se encuentran aprobados los reportes o están incompletos.
  • No se realizan análisis de tendencias utilizando herramientas estadísticas.
  • En estudios de estabilidad no se detallan los lotes que se encuentran en proceso de anteriores periodos de RAP.
  • No se reportan quejas, fueras de especificación, desviaciones y/o controles de cambio. Sin embargo en recorridos en campo si se detectan.

Nos gustaría enfatizar para cada uno de estos puntos, como la sistematización del proceso de revisión anual de producto evitaría que se presentaran en las auditorías sanitarias.

No realizan la revisión de producto cada año

Hay una tendencia creciente de llevar el proceso de la revisión anual y las herramientas con que se cuenta a periodos más cortos de tiempo y analizar la información hasta llegar a la verificación continua de la calidad. Así que, el hecho de poder realizar reportes al menos anualmente es de suma importancia. Poder filtrar la información de manera anual o incluso por periodos más cortos y generar un reporte en tiempo real debería ser posible mediante el uso adecuado de base de datos y sistemas de cómputo.

No se identifican los parámetros críticos a evaluar

Tener identificados tanto los atributos críticos de calidad como los parámetros críticos de proceso es una tarea que debería ser resuelta por el comité de calidad, sin embargo, en ocasiones es un verdadero desafío tener una base de datos actualizada y fidedigna con los parámetros a evaluar y sus resultados correspondientes.

No se tiene identificada a una persona responsable de coordinar la RAP

Como la NOM-059-SSA1-2015 establece, “el Responsable Sanitario debe asegurar la implementación del sistema de RAP y designar a la persona responsable de su ejecución y difusión”. Si bien esta persona no es responsable de registrar toda la información que integra la RAP (puesto que el mismo apéndice B normativo cuenta con espacios para que cada responsable firme por la información que aporta a la RAP), debe contar con herramientas que le permitan coordinar, y conjuntarla adecuadamente, para su análisis y con el comité de calidad puedan establecer las CAPA’s y/o controles de cambios que apliquen.

No se encuentran aprobados los reportes o están incompletos

Si bien como ya lo mencionamos el responsable de coordinar la RAP es una persona asignada, uno de los desafías más frecuentes es que dicho coordinador no se da abasto con la cantidad de trabajo que implica dicha coordinación o no cuenta con las herramientas informáticas adecuadas para realizar la tarea eficazmente, presentando reportes incompletos o incluso terminados, pero al no ser una prioridad productiva “empresarialmente” hablando, los reportes quedan apilados con otros documentos importantes pero no urgentes. Hasta que se vuelven importantes y urgentes en las auditorías de COFEPRIS.

No se realizan análisis de tendencias utilizando herramientas estadísticas

Podemos tener los parámetros críticos a evaluar bien definidos, incluso los resultados de cada lote en una hoja de cálculo, pero el análisis estadístico de dichos datos con herramientas adecuadas es un trabajo minucioso y que lleva su tiempo. Incluso después de realizar la estadística, se debe de considerar el tiempo para analizarla y detectar tendencias. Así que la sistematización de dicho análisis es fundamental.

En estudios de estabilidad no se detallan los lotes que se encuentran en proceso de anteriores periodos de RAP

Normalmente los estudios de estabilidad que se incluyen en la RAP son los que se emiten el año en curso, sin embargo, recordemos que existen estudios a largo plazo que se iniciaron en periodos de RAP anteriores, que en ocasiones son olvidados porque llevar dicho control no es tarea sencilla. Cada estudio de estabilidad deberá incluirse y analizar su tendencia durante los años que dure, incluso a lo largo de varios periodos de RAP.

No se reportan quejas, fueras de especificación, desviaciones y/o controles de cambio. Sin embargo en recorridos en campo si se detectan

La labor de coordinar la RAP es compleja por la cantidad de información que se requiere, cuyo origen proviene de distintas áreas de la empresa farmacéutica. El omitir información en los reportes es algo frecuente. De las primeras solicitudes que hacen las agencias regulatorias en sus visitas son los reportes de RAP ya que brindan una visión general de los productos y sus procesos. Los reportes son el punto de partida, sin embargo, al estar revisando en campo lo visualizado en los reportes se llega a presentar situaciones que pareciera que estamos “ocultando” información tan importante como las no conformidades, controles de cambios, etc.

Evitemos caer en estos y otras situaciones que se presentan al realizar la revisión anual de producto de manera eficaz y oportuna al sistematizar el proceso como la NOM-059 lo establece. Recordemos que Grupo DESISA brinda la herramienta especialmente diseñada para efectuarla RAPSys© V2.