Los productos farmacéuticos, a menudo tienen rótulos con requisitos de almacenamiento como, por ejemplo, “temperatura ambiente” y “cadena de frío”. Pero, ¿qué significan exactamente? ¿Y estas condiciones también se aplican durante el transporte?

La segunda pregunta es fácil de responder:

Sí, las condiciones de almacenamiento requeridas para los medicamentos deben mantenerse durante el transporte dentro de los límites definidos según lo descrito por los fabricantes o en el embalaje exterior.

La distribución de medicamentos  es toda actividad consistente en la adquisición, tenencia, suministro, importación o exportación de medicamentos. Dichas actividades se llevan a cabo con los fabricantes, importadores, otros distribuidores mayoristas o con farmacéuticos y personas autorizadas o con derecho a suministrar medicamentos al público. Las actividades de venta al por mayor y al por menor solo pueden llevarlas a cabo las personas autorizadas.

Se requiere que cada laboratorio responsable de la adquisición, el almacenamiento y la distribución de un producto medicinal, tenga disponibles procedimientos que definan:

  • Controles necesarios para garantizar la calidad e integridad del producto durante el almacenamiento y la distribución de los mismos.
  • El proceso de control de gestión y auditoría de almacenes externos y distribuidores.
  • El proceso para la evaluación, recuperación y disposición de los productos devueltos.

Es necesaria la realización de auditorías a las empresas, los licenciatarios y los contratistas, de manera de garantizar el cumplimiento de los requerimientos regulatorios, en nuestro País la Disposición 2069/2018 (marzo de este año).

Deje una Respuesta