Las cartas de control son una herramienta muy útil para analizar la variación en la mayoría de los procesos. Enfocan la atención hacia las causas especiales de variación cuando estas aparecen y reflejan la magnitud de la variación debida a las causas comunes.

Las causas comunes o aleatorias se deben a la variación natural del proceso.

Las causas especiales o asignables son por ejemplo: un mal ajuste de máquina, errores del operador, defectos en materias primas.

Se dice que un proceso está bajo Control Estadístico cuando solo presenta causas comunes, o sea tenemos un proceso estable y predecible. Cuando existen causas especiales el proceso está fuera de Control Estadístico; las gráficas de control detectan la existencia de estas causas en el momento en que se dan, por medio de la aplicación de las 8 reglas de Shewhart, lo cual permite que podamos tomar acciones al momento.

Las cartas de control son simples y efectivas, de manera que los operadores pueden utilizarlas y tomar ciertas acciones en el momento, actuando de manera preventiva.

Cuando aparece una causa especial o asignable, se requiere una investigación para identificar la causa raíz y su eliminación.

Cuando el proceso está bajo control estadístico, su comportamiento puede ser mejorado a través de la reducción de su variación, por ejemplo a través de un DOE.

Quiero dejarles este ejemplo de Carta de control, la cual surgió de las Revisión Anual de un Producto:

A los interesados, les pido efectuar un breve análisis de la misma y que me digan cómo piensan que se debería proseguir con este proceso, nosotros tenemos una idea, si les interesa podemos compartírsela, solicítela a info@cgmpdoc.

Deje una Respuesta